Risotto de hinojo y gorgonzola

RISOTTO DE HINOJO Y QUESO GORGONZOLA

Ingredientes: (para 2 personas)

  • 150gr de arroz bahía
  • 1 bulbo de hinojo
  • 1 puerro
  • 3 cucharadas de AOVE
  • 100cc de vino oloroso
  • ½ litro de caldo de verdura
  • 100gr de queso gorgonzola
  • Sal
  • pimienta

Elaboración:

  • Tiempo: 40 minutos
  • Dificultad: fácil

Comenzamos cortando el hinojo en láminas y separamos dos. Con ellas haremos un crujiente de hinojo que freiremos en el AOVE calentado en una sartén muy caliente. Doramos por ambos lados y reservamos.

Aparte lavamos el puerro y lo picamos finamente. Sofreímos en el AOVE unos 5 minutos a fuego suave y sin que coja color. Mientras tanto, vamos a picar el resto de hinojo. Cuando esté pochado el puerro añadiremos el hinojo picado y lo dejaremos que se haga unos 5 minutos. Moveremos de vez en cuando para que no tome demasiado color.

A continuación, añadimos el arroz; le damos unas vueltas e incorporamos el vino. Dejamos que evapore el alcohol y añadimos el caldo de verduras. Removemos constantemente el arroz durante unos 15 minutos. Pasado este tiempo repartimos por todo el arroz el queso gorgonzola rallado y esperamos que quede totalmente incorporado. Rectificamos de sal y añadimos un poco de pimienta. Dejamos reposar un par de minutos y servimos con el crujiente de hinojo.

RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL: HINOJO

Esta hortaliza se caracteriza por su bajo aporte calórico y su alto contenido en fibras, vitaminas A (favorece la buena visión y ayuda al mantenimiento de dientes, huesos, mucosa y piel) y B3 (ayuda a regular el nivel de colesterol) y minerales como potasio, calcio, magnesio y fósforo.

Esta planta medicinal destaca por las propiedades para equilibrar las funciones del sistema digestivo: favorece la digestión, contribuye a expulsar los gases, reduce la hinchazón y las flatulencias. El hinojo es también un buen recurso para combatir el estreñimiento por su contenido en fibra.

Del hinojo podemos aprovechar hojas, tallo, bulbo y semillas. Con el hinojo se pueden elaborar muchos platos como ensaladas, guisos y aliños. Podemos consumirlo tanto crudo como cocinado.

Receta elaborada por Anabel Moreno Fuentes, dietista-nutricionista Educáliment

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *