Entradas

Tortiglioni con salsa de hinojo

TORTIGLIONI CON SALSA DE HINOJO Y GALLETA DE PARMESANO

Ingredientes: (para 4 personas)

  • 250gr de pasta tortiglioni
  • 1 bulbo de hinojo
  • 1 cebolleta fresca
  • 2 puerros
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 400cc de nata
  • 200cc de caldo de verduras
  • 4 cucharadas soperas de queso parmesano
  • Sal

Elaboración:

  • Tiempo: 30 minutos
  • Dificultad: fácil

Comenzamos picando finamente la cebolleta fresca y los puerros. En un cazo ponemos a calentar las dos cucharadas de AOVE y añadimos. Dejamos que se cocine a fuego suave sin que llegue a tomar color. Mientras, picamos el hinojo y lo incorporamos también. Dejamos cocinar unos 5 minutos y añadimos la nata y el caldo de verduras. Esperamos a que comience a hervir y dejamos cocinar otros 5 minutos más. Añadimos la cucharadita de cúrcuma y rectificamos de sal. Trituramos y reservamos.

En un recipiente aparte, ponemos a hervir agua con un poco de sal y cocinamos la pasta unos 6-8 minutos; dependiendo del grosor de la misma. Cuando esté, escurrimos y añadimos directamente a la salsa.

Para elaborar la galleta de parmesano, ponemos papel de horno en una bandeja y hacemos con cada cucharada de queso la forma de una galleta. Introducimos en el horno con el grill a la máxima potencia unos 2 minutos, hasta que quede dorada. Sacar del horno y dejar enfriar un poco antes de utilizar.

RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL: HINOJO

La base de esta receta es la salsa de hinojo. Una salsa que puedes realizar en una mayor cantidad y utilizar con otros ingredientes, como pueden ser pollo o pescado; con los que combina muy bien.

Esta hortaliza se caracteriza por su bajo aporte calórico y su alto contenido en fibras, vitaminas A (favorece la buena visión y ayuda al mantenimiento de dientes, huesos, mucosa y piel) y B3 (ayuda a regular el nivel de colesterol) y minerales como potasio, calcio, magnesio y fósforo.

Esta planta medicinal destaca por las propiedades para equilibrar las funciones del sistema digestivo: favorece la digestión, contribuye a expulsar los gases, reduce la hinchazón y las flatulencias. El hinojo es también un buen recurso para combatir el estreñimiento por su contenido en fibra.

Del hinojo podemos aprovechar hojas, tallo, bulbo y semillas. Con el hinojo se pueden elaborar muchos platos como ensaladas, guisos y aliños. Podemos consumirlo tanto crudo como cocinado.

Receta elaborada por Anabel Moreno Fuentes. Dietista-nutricionista. Educáliment.

Tortitas de calabacín

TORTITAS DE CALABACINES Y QUESO DE CABRA

Ingredientes: (para 2 personas)

  • 300g de calabacines
  • 1 huevo
  • 40g de harina
  • 40 gramos de queso de cabra
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal
  • Pimentón ahumado de la Vera
  • Salsa de yogurt:
    • 1 yogurt griego
    • Zumo de medio limón
    • Cilantro
    • Sal

Elaboración:

  • Dificultad: sencilla
  • Tiempo: 30 minutos

Comenzamos rallando el calabacín. Lo ponemos a escurrir con un poco de sal. Posteriormente lo aplastamos con las manos para que suelte toda el agua posible.

Ponemos el huevo en un bol amplio y lo batimos. Añadimos el calabacín rallado y lo mezclamos. Incorporamos, a continuación, la harina junto con la levadura y volvemos a mezclar. Por último, añadimos el comino, el ajo y el queso cortado en dados muy pequeños. Si es necesario, rectificamos de sal.

Dejamos reposar la mezcla unos minutos y, mientras, vamos calentando las dos cucharadas de AOVE en una sartén amplia. Sin que estén demasiado calientes, empezamos añadir cucharadas de la mezcla hasta formar las tortitas. Dejamos dorar un par de minutos y les damos la vuelta para dorar por la otra cara. Repetimos la operación hasta terminar con toda la mezcla. (Aproximadamente salen unas 4-5 con estos ingredientes).

Para la elaboración de la salsa de yogurt; mezclamos el yogurt griego con el zumo de limón y el cilantro muy picado y añadimos la sal al gusto. Añadir un poco de pimentón por encima para decorar.

RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL: CALABACÍN.

Esta hortaliza, presente en nuestros mercados durante todas las épocas del año, se caracteriza por su alto contenido en agua lo que le confiere un bajo aporte calórico. Su aporte en hidratos de carbono y fibra  es moderado y su contenido en grasas y proteínas, apenas inexistente.

En cuanto a su contenido en vitaminas, destacan la vitamina C y las del grupo B; especialmente B1, B2 y B6 que intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos así como en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. Por su parte, la vitamina C tiene una función antioxidante e interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro.

Entre los minerales que aporta esta hortaliza, principalmente, nos encontramos potasio aunque también magnesio, sodio, yodo, hierro y calcio. El potasio tiene una función fundamental en la transmisión del impulso nervioso y la actividad muscular.

Por último, es importante destacar la presencia en el calabacín de una sustancia denominada mucílago; un tipo de fibra soluble que ayuda a desinflamar la mucosa del aparato digestivo.

Receta elaborada por Anabel Moreno Fuentes. Dietista-nutricionista. Educáliment.