Corazones de alcachofas rellenos de brandada de bacalao

Ingredientes: (para 4 personas)
– 12 alcachofas
– 300gr de bacalao desmigado
– 2 patatas medianas
– 100cc de AOVE
– 3 dientes de ajo grandes
– 2 patatas medianas
– Salsa de tomate
– 1 cucharada de harina
– Sal
– Limón

Elaboración:
– Dificultad: media
– Tiempo: 45 minutos
Comenzamos. Limpiamos las alcachofas, quitando las hojas más duras de fuera y dejando sólo el corazón. Le cortamos las puntas y las frotamos con limón para que no se oxiden. Ponemos abundante agua a hervir con una cucharada de harina, un poco de sal y una rodaja de limón. Las cocemos durante unos 20 minutos. Las escurrimos y ponemos a enfriar en el frigorífico.
Por otro lado pondremos a cocer las patatas con piel, durante unos 20 minutos hasta que estén tiernas.

Mientras se prepara la brandada de bacalao. Para ello confitamos los dientes de ajo en el AOVE, a temperatura muy baja para que no lleguen a dorarse durante unos 10 minutos. . Cuando estén lo retiramos del fuego y añadimos el bacalao desmigado y esperamos a que enfríe. Cuando hayamos cocido las patatas las dejamos enfriar un poco y pelamos. A continuación, ponemos en un recipiente alto el bacalao, los ajos y el aceite junto con las patatas y con un robot de cocina o batidora lo trituramos. Debe quedar un puré muy cremoso.

Finalizamos el plato rellenando las alcachofas con la brandada y las ponemos a gratinar en el horno durante cinco minutos. Para el montaje, ponemos salsa de tomate caliente como base del plato.

CONSEJO NUTRICIONAL: ALCACHOFA
Como todas las verduras su componente mayoritario es el agua seguido de los hidratos de carbono. Hay que destacar que es muy rica en fibra en concreto la inulina, que ayuda a rebajar los niveles de azúcar en sangre, por lo que resulta ideal para personas diabética. Contiene además cinarina, sustancia  encargada de aumentar la secreción biliar y que favorece la digestión de las grasas. La alcachofa ayuda a eliminar toxinas, especialmente ácido úrico, y consigue evitar la retención de líquidos.  Posee fitoesteroles, que contribuyen a controlar los niveles de colesterol en sangre. Cuenta con flavonoides, que protegen contra las enfermedades cardíacas y favorecen la acción antioxidante.

Cabe destacar que la alcachofa es una excelente fuente de potasio, fósforo, hierro y magnesio. Entre las vitaminas destaca la presencia de Tiamina, vitamina B6 y C. Son muy fáciles de preparar y dan mucho juego en la cocina. Hay un sinfín de recetas deliciosas tanto con la alcachofa de ingrediente principal, como de acompañante. ¡Anímate a probarlas!

Receta elaborada por Anabel Moreno Fuentes, dietista.nutricionista Educaliment

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *