Entradas

Arroz con tirabeques

ARROZ CON TIRABEQUES Y SETAS

Ingredientes: (para 4 personas)

  • 250gr de arroz bahía
  • 100gr  de tirabeques
  • 100gr de setas (shiitake, champiñones,,,)
  • ½ de caldo de verduras
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento rojo
  • ½ pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 50 cc de vino oloroso
  • ½ cucharada de comino molido
  • Tomillo
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración:

  • Dificultad: fácil
  • Tiempo: 30 minutos

En primer lugar picamos los dos dientes de ajo y la cebolla lo más pequeño posible. En una olla rápida ponemos las 2 cucharadas de AOVE a calentar y sofreímos el ajo y a continuación la cebolla. Mientras, vamos picando los pimientos  (rojo y verde) en trozos gruesos. Añadimos también a la olla y damos unas vueltas. Cuando comience a coger un poco de color, incorporamos el vino oloroso y dejamos evaporar.

Aparte vamos poniendo a calentar el caldo de verduras.

Una vez haya evaporado el vino vertemos el arroz en la olla, le damos unas vueltas y echamos los tirabeques y las setas cortadas en trozos grandes. Añadimos las especies: comino, tomillo, pimienta y sal y el caldo de verduras hirviendo. Cerramos la olla rápida y ponemos a cocer en fuego fuerte durante 3 minutos. Apagamos el fuego, esperamos  que salga todo el vapor y dejamos reposar el arroz 5 minutos antes de servir.

CONSEJO NUTRICIONAL: TIRABEQUES

Se les considera una variedad de guisantes y pertenecen a la familia de las leguminosas. Pero dado que se consume  fresco, sin dejar secar la semilla, no pertenecerían al grupo de alimentos de las legumbres (alubias, garbanzos, lentejas…) sino que, por sus características, se parecerían más a una verdura.  Su valor calórico es muy bajo, apenas unas 90 Kcal/100gr. Los tirabeques  son ricos en fibra, lo que ayuda a regular el nivel de colesterol y azúcar en sangre. Contiene muchas proteínas vegetales; ideal para personas vegetarianas o para las que comen pocas proteínas animales. En cuanto a su aporte de vitaminas, es importante las del grupo B, que ayudan a fortalecer el sistema nervioso. Sobre todo la B1, que regula el sueño, el estado de ánimo y el apetitito. También aportan minerales como: zinc, esencial para la regeneración de los tejidos celularesy para la síntesis del ADN; potasio, vital para el movimiento muscular; además de tener una importante función en la regulación de la presión sanguínea y  la frecuencia cardíaca; y magnesio, que contribuye al mantenimiento de la musculatura y la vitalidad, lo que colabora en la reducción del cansancio y la fatiga.

Receta elaborada por Anabel Moreno Fuentes, dietista-nutricionista. Educáliment

hojaldre_revueltodeesparragos

HOJALDRE CON REVUELTO DE ESPÁRRAGOS

Ingredientes: (para 2 personas)

  • 1 manojo de espárragos
  • 3 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • 1 lámina de hojaldre
  • 2 cucharadas de AOVE
  • Sal
  • Pimienta
  • Salsa de  mostaza

Elaboración:

  • Dificultad: fácil
  • Tiempo: 45 minutos

Comenzaremos esta receta cortando los espárragos, con las manos, en trozos medianos hasta llegar a la parte más leñosa, que descartaremos. Ponemos a hervir agua con un poco de sal y hervimos los espárragos durante 7 minutos. A continuación los sacamos del agua y dejamos enfriar.

Mientras se hacen los espárragos estiramos la lámina de hojaldre y cortamos en cuadrados del tamaño de la ración que vayamos a presentar. Ponemos a calentar el horno a unos 180 grados, calor arriba y abajo del horno. Batimos un huevo y pintamos con él el hojaldre (el huevo sobrante lo utilizaremos para el revuelto). Lo horneamos durante 20 minutos y dejamos enfriar.

Por último hacemos el revuelto. Para ello, picamos los dos dientes de ajo y ponemos a rehogar con las 2 cucharadas de AOVE en una sartén amplia. Incorporamos los espárragos y salteamos. Salpimentamos, añadimos los huevos y mezclamos hasta que cuajen al punto que deseemos.

Para montar el plato, esperamos a que el hojaldre enfríe y cortamos por la mitad. Rellenamos y acompañamos con una cucharada de mostaza.

CONSEJO NUTRICIONAL: ESPÁRRAGOS

Los espárragos son los tallos jóvenes y tiernos de la planta herbácea conocida como esparraguera. Una de sus principales características es la gran cantidad de agua que contienen, hasta un 90%, por lo que son muy bajos en calorías e idóneos para una dieta de adelgazamiento y, además, poseen un alto contenido en fibra que favorece el tránsito intestinal.

La vitamina de mayor presencia en los espárragos es la A, que favorece la vista y el fortalecimiento de las uñas y el cabello, aunque también poseen vitaminas C,  fundamental en la absorción del hierro y recuperación y cicatrización de tejidos, vitaminas B1, B2 y B6, que activan el sistema nervioso y vitamina E, muy valiosa por sus propiedades antioxidantes.

También son muy valiosos sus minerales, entre los que se encuentra el potasio; de gran importancia por sus propiedades diuréticas, el fósforo; vital para el correcto funcionamiento de los riñones, y calcio y fósforo; para el fortalecimiento de los huesos.

Los espárragos también aportan una importante cantidad de ácido fólico, uno de los principales responsables de la creación de nuevas células y de glóbulos rojos.

Receta elaborada por Anabel Moreno Fuentes, dietista-nutricionista. Educáliment