Entradas

alcachofas con pipirrana

ALCACHOFAS CON PIPIRRANA RELLENAS DE ATUN ESCABECHADO

Ingredientes: (para 2 personas)

  • 6 alcachofas
  • 1 pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • ½ tomate
  • 1 cebolleta
  • 2 latas de atún en escabeche
  • 2 cucharadas de AOVE
  • Vinagre
  • Sal
  • Limón
  • 1 cucharada de harina

Elaboración:

  • Dificultad: fácil
  • Tiempo: 30 minutos.

Comenzamos limpiando las alcachofas, quitando las hojas más duras de fuera y dejando sólo el corazón y el tallo. Le cortamos las puntas y las frotamos con limón para que no se oxiden. Ponemos abundante agua a hervir con una cucharada de harina, un poco de sal y una rodaja de limón. Las cocemos durante unos 20 minutos. Las escurrimos y ponemos a enfriar en el frigorífico.

Aparte, picaremos los pimientos, la cebolleta y el tomate; a cuadrados, lo más pequeños posibles. Ponemos en un recipiente y aliñamos con el AOVE, vinagre al gusto y la sal.

Terminaremos este plato rellenando las alcachofas con el atún en escabeche previamente escurrido y cubrimos con la pipirrana.

CONSEJO NUTRICIONAL: ALCACHOFA

Como todas las verduras su componente mayoritario es el agua seguido de los hidratos de carbono. Hay que destacar que es muy rica en fibra; en concreto, la inulina, que ayuda a rebajar los niveles de azúcar en sangre, por lo que resulta ideal para personas diabéticas. Contiene además cinarina, sustancia  encargada de aumentar la secreción biliar y que favorece la digestión de las grasas. La alcachofa ayuda a eliminar toxinas, especialmente ácido úrico, y consigue evitar la retención de líquidos.  Posee fitoesteroles, que contribuyen a controlar los niveles de colesterol en sangre. Cuenta con flavonoides, que protegen contra las enfermedades cardíacas y favorecen la acción antioxidante.

Cabe destacar que la alcachofa es una excelente fuente de potasio, fósforo, hierro y magnesio. Entre las vitaminas destaca la presencia de Tiamina, vitamina B6 y C.

Receta elaborada por Anabel Moreno Fuentes, dietista-nutricionista Educaliment

Pastel de patata y calabaza

Ingredientes: (para 4 personas)
– 1kg de patatas
– 500gr de calabaza (ya pelada)
– 500gr de carne picada
– 200gr de queso rallado
– 1 cebolla
– 1 puerro
– 3 dientes de ajo
– 4 cucharadas de AOVE
– 50 cc de vino oloroso
– 50 cc de leche
– 2 cucharadas de salsa teriyaki
– Pimienta
– Comino molido
– Sal

Elaboración:
– Dificultad: media
– Tiempo: 1 hora aproximadamente
Para elaborar este pastel empezamos poniendo a cocer las patatas con piel aproximadamente unos 30 minutos. Cuando estén cocidas, las dejamos enfriar un poco; las pelamos y pasamos por un pasapurés o machacamos con un tenedor. Le ponemos 1 cucharada de AOVE, la leche, un poco de sal y pimienta. Reservamos.
Al mismo tiempo; en una cacerola aparte, ponemos a dorar los ajos pelados y cortados en láminas gruesas con dos cucharas de AOVE. Cuando empiecen a tomar color, añadimos la calabaza cortada en trozos gruesos. Le añadimos un poco de agua y dejamos cocer hasta que esté tierna; unos 15 minutos, aproximadamente. Dejamos que se consuma el caldo e incorporamos la salsa teriyaki.
Por otro lado, picamos muy fina la cebolla junto con el puerro y ponemos a rehogar en una sartén. Cuando empiece a ponerse la cebolla transparente, añadimos la carne picada. Dejamos que se haga y añadimos el vino oloroso y las especias al gusto.
Finalmente para montar el pastel, comenzamos colocando en un molde una primera capa de calabaza. A continuación, la capa de carne picada; después el puré de patatas. Y por último, el queso rallado. Gratinamos en el horno durante 5 minutos.

RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL: PATATA
La patata es un tubérculo que contiene casi un 80% de agua y el resto, en gran parte, son hidratos de carbono complejos. En concreto, almidón cuyo consumo se recomienda de forma diaria, dentro de nuestra alimentación, junto con verduras y legumbres. Contiene más de un 30% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C que, además de ser un potente antioxidante, es importante para mantener la estructura de los vasos sanguíneos.
También contiene grandes cantidades de vitamina B6 y hierro; necesarios para la adecuada fabricación de anticuerpos y para la facilitar el transporte de oxigeno en la sangre.
La patata, además, es una de las mayores fuentes de fibra; importantísima para un correcto funcionamiento del tracto intestinal.
Su valor calórico no es elevado: 80 calorías/100 g. pero, si se consume frita o guisada, puede triplicar ese valor ya que absorbe gran parte de la grasa que se emplea durante su cocinado. Lo ideal es tomarlas hervidas, al vapor o asadas con su piel, ya que es la forma en que conservan mejor sus propiedades nutritivas. Un alimento tan versátil, económico y nutritivo como es la patata no merece esa injusta fama de que engorda porque limita su consumo y el aprovechamiento de tan importantes cualidades.

 

Receta elaborada por Anabel Moreno Fuentes, dietista.nutricionista Educaliment